¿Qué hacemos?


Protección legal y social de derechos de niños y niñas

Consiste en la aplicación de estrategias y acciones que permitan migrar de modalidades tutelares de intervención hacia procedimientos que promuevan la corresponsabilidad de todos los actores institucionales y del grupo familiar en la protección y restitución de los derechos de niñas y niños. Favorecemos un trabajo asociado con las familias fortaleciendo la confianza recíproca y acompañando el día a día en la superación de sus dificultades.

Contamos para ello con un dispositivo de consulta e intervención de puertas abiertas, donde las personas de la comunidad se acercan libremente en búsqueda de asesoramiento y acompañamiento. El dispositivo también aborda situaciones en que alguna niña o algún niño tiene obstaculizado el ejercicio de sus derechos. Los obstáculos pueden ser generados por acción u omisión de alguna institución pública o privada o bien por el grupo familiar.

Apuntamos a remover esos obstáculos de tal manera que las niñas y niños no sean privados del acceso a las prestaciones que necesitan y sean cuidados adecuadamente por su familia.

Esta actividad descansa en un equipo técnico conformado por una abogada, una trabajadora social, una psicóloga social y promotores comunitarios quienes trabajan en red con las escuelas y el centro de salud y coordinan con el organismo municipal de infancia y los juzgados de familia.

En ocasión de ser necesario tomar decisiones respecto a una niña o un niño que atraviesa una situación compleja, se convoca a los miembros de su familia ampliada y a otros referentes significativos de esa niña o niño a una Asamblea de Grupo Familiar para que resuelva qué alternativas son más viables para asegurar su bienestar.

En el caso de que la vulneración de derechos sea provocada por acciones u omisiones de algún órgano público o privado, CAFF acompaña a las familias a elevar el reclamo correspondiente intentando acercar posiciones.

 

Apoyo al desarrollo en la Primera Infancia

Apuntamos a colaborar en la mejora de las condiciones de vida y las posibilidades de desarrollo emocional y social de los niños pequeños y a asegurar la detección temprana y el apoyo a aquellos con rezago en su desarrollo evolutivo o con dificultades de inserción en instancias de educación formal.

Contamos para ello con:

Juegoteca Chicos en Ronda:

Es un espacio no formal de recreación, juego y creatividad para niños entre 8 meses y 9 años, orientado a brindarles un espacio de bienestar y ampliar sus competencias intelectuales, emocionales y sociales para enriquecer su potencial de desarrollo y favorecer su inserción en el sistema de educación formal.

A este espacio las familias llegan espontáneamente con sus niños o bien derivadas por alguna institución educativa, por el Centro de Salud o por los equipos del Servicio Local de Infancia.

Juegoteca itinerante:

Desde 2014 salimos al encuentro de las niñas y de los niños porque comprobamos que familias insertas en condiciones de gran vulnerabilidad no se acercaban espontáneamente a la juegoteca y que los pequeños no accedían a ninguna experiencia de estimulación. Desde entonces salimos con nuestras cajas lúdicas, a plazas, jardines de infantes y escuelas y otros espacios públicos de las zonas más desfavorecidas de nuestros barrios a jugar con chicos, docentes y familias con la idea de alentar el juego y la lectura de cuentos como vehículos privilegiados del desarrollo temprano.

Biblioteca rodante:

Los chicos se llevan cuentos a sus casas para leer en familia. Esta práctica en principio fue muy resistida porque las familias temían que los libros se estropearan o extraviaran. Con el correr del tiempo, fue creciendo la confianza y los mismos niños fueron comprometiéndose más y más en el cuidado y devolución de los libros. Así la biblioteca rueda y rueda sostenida por el amor creciente de los chicos hacia el mundo mágico de la lectura.

Semana de la primera infancia:

Es un gran festejo comunitario para los más chicos que se realiza anualmente entre los meses de octubre y noviembre, organizado por la Mesa Local de Trabajo por la Primera Infancia. La agenda es variada y se enriquece año a año con charlas para padres, jornadas de juego comunitario, fiestas callejeras, muestras de arte y obras de teatro, entre otras actividades.

Nuestra idea es brindar un espacio de bienestar y disfrute para niños y adultos y que estos eventos anuales operen como disparadores de conciencia en la comunidad toda, desde los individuos hasta las instituciones, respecto de la necesidad de contribuir a garantizar colectivamente buenas condiciones de crecimiento y desarrollo a nuestros chicos.

Después de 10 años consecutivos podemos afirmar que la Semana por la Infancia es un espacio que ya forma parte de la vida comunitaria y cada año participan más niños y adultos no sólo de nuestra comunidad sino de otras más alejadas que vienen sumándose sostenidamente.

 

Respaldo al rol parental

Asistencia profesional en situaciones de vulneración de derechos:

Asesoramiento y respaldo parental por parte de un equipo conformado por una abogada, una trabajadora social y una psicóloga.

Asambleas de grupo familiar

Consiste en habilitar la voz de la familia y del niño para la toma de decisiones en favor de resguardar los derechos de un niño.


Organización de talleres de madres y padres para trabajar en temas vinculados a la crianza y al juego infantil. Avanzamos en la construcción de juegos y juguetes, en la reflexión sobre temas de crianza y en la elaboración de cuadernillos sobre estos temas, redactados e ilustrados enteramente por los participantes.

Conformación de comisiones de trabajo de madres y padres para la gestión autónoma de propuestas lúdicas y culturales tanto para los chicos de nuestra institución como para otros niños del barrio así como de localidades cercanas con las que estamos trabajando.